Como explicó la sexóloga Elsy Reyes, es muy poco probable que durante el sexo solo con penetración una mujer alcance su punto máximo de excitación, y menos si hubo un proceso de ‘precalentamiento’ básico, pues la zona no tendrá la lubricación necesaria.

Lo anterior se debe a que son pocas (muy pocas) las que tienen lo suficientemente expuestos los tallos clitoriales, que están ubicados en la pared interior de la vagina, y de este modo es difícil que el pene haga un roce intenso, así que no habrá orgasmo, agregó la especialista.

Con lo anterior entendido, Reyes recordó que la forma más sencilla para que ellas alcancen el anhelado orgasmo es mediante la estimulación externa del clítoris, que se puede dar con sexo oral, masajes con los dedos, el miembro masculino o algún juguete.

Cabe mencionar que cada cuerpo es diferente, por lo tanto, tienen un mapa erótico diferente y deberá ser explorado para identificar las zonas más sensibles.

Esta es la explicación de la experta: