Médicos del Hospital Infantil de Morozov le extrajeron la muela luego de hacerle un examen en los testículos. Ellos mismos calificaron esa cirugía como una de las “más raras” que habían hecho, informó Daily Mail citando medios locales.

Según el testimonio de los doctores, recogido por el diario británico, esta rara condición se debió a un “proceso genético durante el periodo prenatal” debido a una falla de las células madre.

Los expertos también manifestaron que sabían de personas a las que les había crecido un diente en los pulmones, pero que jamás habían escuchado de una muela en los testículos. “Es un caso verdaderamente único”, añadieron los médicos, de acuerdo con el medio inglés.

Al final, señaló Daily Mail, la cirugía “fue un éxito” y los especialistas creen que, cuando sea mayor, el menor no tendrá ninguna complicación en su salud reproductiva.