La mujer, profesora de Derecho Deportivo en la Universidad de Pepperdine, empezó a caminar al aire libre y, antes de probar su comida, decidió tomarle una foto con su celular. Justo en ese momento, una gaviota apareció y le arrebató el sándwich, informó BuzzFeed.

“Ni siquiera la vi venir”, manifestó Alicia al portal de noticias, y añadió que todo sucedió por su demora en tomar la foto. Según ella, quería hacerlo desde el mejor ángulo.

Al final, el ave arrojó la langosta por “todas partes” y “sus amigos se abalanzaron” en busca de comida, indicó la mujer al mismo medio.

Ella captó el momento justo en que el ave le quitó su sándwich, y compartió la foto en Twitter:

En otra publicación, ella señaló que compró otro sándiwch, pues siempre había querido probarlo. De esta manera, la parada le costó 280.000 pesos.

Cientos de tuiteros se rieron de lo ocurrido y varios de ellos le enviaron imágenes graciosas relacionadas con su percance. A continuación puedes ver algunas.

“Mío, mío, mío”.

“Estoy a favor de la sublevación de las aves, nos lo merecemos”.

“Ahora es mío 😂”.

“Mío”.

“No culpes a la víctima, hombre”.