Según explicó Women’s Health, se han reportado varios casos en los que mujeres aseguran que han conseguido alcanzar su punto máximo de excitación mientras hacen ejercicio, y a esto se le llama ‘coreorgasmo’, que es una unión entre las palabras core (toda la reunión de los músculos abdominales) y orgasmo.

El medio citó un estudio hecho por los investigadores Debby Herbick y Dennis Fortenberry, de la Universidad de Indiana, que asegura que al menos el 51 % de las que hablaron de la experiencia obtuvieron un orgasmo haciendo abdominales, esto podría deberse a que también se estimulan los músculos del suelo pélvico.

En cuanto a las demás, el 27 % de ellas lo consiguió levantando pesas, el 20 % con yoga, el 16 % haciendo ‘spinning’, el 13 % corriendo y un 10 % caminando.

Lo anterior son cifras que sorprendieron a los especialistas, pues según un reporte de Lelo, al menos el 74 % de las mujeres consigue un orgasmo con autoestimulación, y la cifra es más preocupante sabiendo que solo el 46 % de ellas lo consigue con su pareja.