Un estudio compartido por Oxford Academy comprobó que aquellas mujeres que no tienen una vida amorosa activa tienen más riesgo de desarrollar demencia y, teniendo en cuenta que la cifra de personas solteras aumenta año tras año, el panorama es muy preocupante.

En la investigación, que se llevó a cabo entre los años 2000 y 2004, analizaron a más de 15.000 personas mayores de 52 años, que se dividieron en grupos: casados, divorciados, viudos, nunca casados o con relaciones convenientes, y según sus análisis, las mujeres tienen un alto riesgo de sufrir de Alzheimer.

Los hombres divorciados también entran en esta alerta, aunque ellos son la población que menos problemas mentales presentan. “Lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro“, fue la primera conclusión a la que llegaron los expertos.

Pese a que suene exagerado, solo en Estados Unidos y Reino Unido, hay al menos 6 millones de personas que se divorcian, y este único factor está relacionado con una gran número de pacientes que tienen problemas de salud mental.

La Universidad de Emory encontró que todas aquellas personas que tienen pareja y padecen problemas cardiacos tienen menos posibilidades de morir, y allí, el panorama tampoco es alentador para los solteros.