Como explicó el portal Plátano Melón en una reciente publicación en Instagram, existen dos tipos de lubricación natural en las mujeres: la de cérvix, que depende de las hormonas y las paredes vaginales, y la de plasma.

El último tipo mencionado se produce cuando la mujer está en un estado elevado de excitación; allí las venas se llenan de sangre, se da una vasocongestión y la zona pélvica se prepara para tener una buena sesión de sexo.

Además, la excitación se vuelve tan fuerte que las venas sufren un proceso químico llamado trasudación, como si estas ‘sudaran’, y el líquido que sale es el plasma.

El sitio también recordó que esta lubricación no afecta a mujeres en embarazo o etapa de menopausia.

Aquí, la explicación gráfica de Plátano Melón:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Platanomelón (@platanomelon) el