La investigación se enfocó en la acción antiviral en ciertos compuestos “volátiles” de la planta, entre los cuales se encuentran 30 tipos de terpenos, incluidos el betacariofileno, el eucaliptol y el citral, un componente de varios aceites esenciales.

Aunque las pruebas preliminares se orientaron al tratamiento de los virus que atacan los pulmones, los científicos consideran que podría servir para neutralizar el COVID-19 y por ende para prevenirlo, publica la revista Forbes.

Y el estudio va más allá, pues señala que el efecto preventivo y curativo de estas sustancias también podría funcionar si la persona fuma o inhala los vapores de la marihuana, aunque advirtió que es muy pronto para saltar a conclusiones definitivas.

Jahan Marcu, Ph.D., cofundador de la firma especializada en cannabis Marcu & Arora, dice: “Sería muy bueno que evitáramos el coronavirus fumando marihuana, pero no creo que eso sea lo que quiere mostrar este estudio”.

Por lo pronto, la investigación sobre las propiedades para tratar el coronavirus continuará en una segunda fase para enfocarse únicamente a los efectos sobre el COVID-19 y el virus de la influenza.

En caso de mostrar efectividad, esta sustancia se podría utilizar como medida preventiva mientras los pacientes son vacunados, en aquellas zonas donde las vacunas se demoren en llegar, concluye el artículo de Forbes.