Se acerca el final del año y uno de los dolores de cabeza para los dueños de mascotas es la pólvora y los efectos de miedo, angustia y ansiedad que este ruido despierta en los animales, sobre todo en los perros que son los que más sufren con el sonido.

(Vea también: Francia prohibirá venta de perros y gatos en tiendas de mascotas, para evitar maltrato)

Los perros, por ejemplo, pueden detectar sonidos débiles a una mayor distancia que los humanos (hasta 7 veces), lo que los hace mucho más sensibles a la gran cantidad de pólvora que se usa en el país, sobre todo en las fiestas decembrinas, donde hay gran cantidad de eventos en los que se usa juegos pirotécnicos. 

Por esa razón, la Federación Nacional de Pirotecnia (Fenalpi) se ha visto en la obligación de crear productos pensados para los animales, teniendo en cuenta que ellos son los que más sufren con el uso de estos productos.

El compromiso de los comerciantes de pólvora es crear una estrategia que consiste en un logo que estará en todos los productos que tienen el aval de Fenalpi, el cual indica que esa sustancia es de bajo impacto sonoro para los perros. Esta iniciativa se hace con el fin de ayudar a los consumidores a que idenfifiquen cuales pueden ser activados en áreas residenciales, sin tener mayor afectación en los animales domésticos. 

Según la norma de Icontec, la clasificación de la pirotecnica está dividida en tres categorías 1, 2 y 3, siendo la más baja la que menos impacto tiene en los animales. El sonido no solo en decibeles está compuesto por frecuencias, lo que básicamente traduce en las veces por segundo que vibra el aire.

Pólvora Animales by Fabian Ramirez on Scribd


De acuerdo a la entidad, lo recomendable para los animales son los productos que tiene 90 decibeles, que es similar al sonido del ambiente de tráfico en una ciudad como Bogotá, que igual sigue siendo alto, pero que no afectará la tranquilidad de los perros cuando se use pólvora.