De acuerdo con el diario The Telegraph, Jones se encuentra viviendo en la India desde inicios de 2020, pues estaba trabajando en una empresa social que tiene como objetivo ayudar a las personas a salir de la pobreza a través del comercio.

Sin embargo, la mala suerte lo ha estado rondando en los últimos meses. Mientras que se recuperaba de coronavirus, fue mordido por una cobra real, que le causó parálisis y ceguera, dejándolo en cuidados intensivos, explica el mismo medio.

Claire Robertson, colega de Jones, le dijo al rotativo británico que el sujeto estaba recuperándose en su casa, cerca del almacén de la empresa, llamada Sabirian, cuando una noche su perro comenzó a ladrar y él, al intentar calmarlo, extendió su mano. Fue en ese momento que una cobra lo mordió en 2 oportunidades.

Sebastian Jones, hijo del británico, abrió una campaña de recaudación de fondos en la plataforma GoFundMe para recoger dinero y así poder pagar las cuentas médicas y el costoso tratamiento para su recuperación.

El hijo de Jones también indicó que su padre ha sufrido de dengue y malaria en su corta estadía en la India, sin embargo, ninguna fue motivo para dejar su causa de ayudar a los más necesitados.

Aunque Ian Jones se encuentra estable, su familia sigue bastante preocupada por su salud, sobre todo porque no pueden estar cerca de él.

Por ahora, agradecen a las más de 500 personas que les han donado algo de dinero, exactamente 10.785 libras esterlinas (unos 52 millones de pesos), superando las £8.000 que tenían como objetivo.

Se enfrenta a un largo camino hacia la recuperación. Esperamos que pronto pueda volver al trabajo que ama y a apoyar a quienes lo necesitan, pero ahora mismo necesita toda nuestra ayuda para superar esta batalla y sobrevivir”, dijo por su parte Mike Bulpitt, CEO de la compañía en la que trabaja Jones.