El embarazo de las gatas requiere de unos cuidados básicos, de los cuales se destacan la alimentación y un ambiente agradable. Se debe tener en cuenta que estos dos factores les permitirán a las felinas estar fuertes y les disminuirán los niveles de estrés.

Alimentación de las gatas embarazadas

En una entrevista con Pulzo, el médico veterinario Carlos Eduardo Pinzón, egresado de la Universidad Agraria de Colombia, aconseja darles comida para gatos bebés, debido a que “es rica en proteínas y calcio, y ayuda a desarrollar los fetos y la lactancia”.

El tiempo recomendado para cambiarles el alimento es cuando se cumpla “el primer mes de gestación”, explicó Luz Mariela Rodríguez, médica veterinaria de la Universidad Nacional, a Pulzo.

Adicionalmente, ella agregó que la gata debe comerlo hasta que destete a los gatitos, “que es alrededor de entre dos y tres meses”, después de que la criatura haya nacido.

Getty Images (imagen ilustrativa)
Getty Images (imagen ilustrativa)

Los expertos también señalaron que el período de embarazo de estos animales, que ronronean por varias razones, puede ser específicamente 57 días o llegar hasta los 65 días.

¿Qué cuidados debe tener una gata embarazada?

Luz Mariela Rodríguez comentó que es importante prepararles un espacio para que nazcan las crías; este debe ser tranquilo y preferiblemente que no sea “visitado por extraños en los primeros 18 días”.

Igualmente, Carlos Pinzón considera clave que este ambiente esté limpio y libre de ectoparásitos, debido a que permitirá que la gata esté cómoda y pueda disminuir el grado de ansiedad, durante y después del nacimiento de los gatitos.