Durante la charla, el experto aseguró que es muy diferente el placer que se puede obtener con el sexo oral, las caricias en el clítoris y la penetración, pues esto es apenas acumulación de tensión sexual, el camino hacia el orgasmo.

López comentó que una forma sencilla de diferenciar las sensaciones es ver con cuáles se acumula y qué libera, esto, porque el clímax “es una descarga de excitación” y, posterior a esta, el cuerpo se siente relajado.

Para dejar más claros los instantes eróticos, el experto comparó el orgasmo con un estornudo, puesto que en este último se genera acumulación de aire, tensión general y expulsión; así más o menos se siente, solo que es placentero.

En la entrevista, el sexólogo también comentó que la cima del placer está mal dibujada por la pornografía, pues esta explosión que experimenta la mujer se expresa de formas diferentes, no todos son gritos y sacudidas.

En abril de 2019 Pulzo consultó a algunas mujeres y ellas dijeron algunas de las señales con las que identifican su momento liberador.