Las películas, series e imágenes que ha vendido la industria cultural norteamericana en torno a la comunidad de los harlistas han hecho que surjan algunos mitos en cuanto a su imagen.

Para algunos, hablar de los harlistas implica mencionar chaquetas de cuero, barbas pobladas y una vida de renegados. Sin embargo, Willy Bolívar, representante de Harley-Davidson en Colombia, habló con Pulzo y tumbó varias de las ideas que han nacido en torno a esa comunidad. Acá, algunas de ellas.

Solo un grupo específico de personas puede pertenecer a la comunidad de harlistas

Falso. Hay harlistas médicos, retirados de las Fuerzas Militares, abogados o empresarios. Bolívar recordó que a través de la historia reciente varias corrientes se han identificado con el modelo de vida que conlleva tener una Harley; desde uniformados, hasta pastores “y de todo un poquito”.

“Así estés en el extremo de la rigidez militar o estés en el mundo de la libertad total, hay campo para estar en el mundo Harley”.

Los harlistas tienen una única postura social y política

Falso. Según Bolívar, en una rodada de harlistas se puede ver gente de diferentes clases sociales y de distintas tendencias. De todas formas, nadie le pregunta a nadie a qué se dedica, cuánta plata tiene o cuál es su tendencia política.

Imagen de Harley Colombia.
Imagen de Harley Colombia.

De hecho, está “prohibido” hablar de política o religión.

“Lo que sí mira el harlista es que se cumpla el código de honor que reúne hermandad, lealtad y libertad”.

Todo el que tiene una Harley es un harlista

Falso. Si bien alguien que quiera entrar a la comunidad debe tener la moto, esto no es garantía de hacer parte. Bolívar dice que hay que tener respeto por los demás miembros del grupo, pero lo más importante es honrar la “hermandad, lealtad y libertad”.

Eso sí, hay lobos solitarios que no les gusta andar en grupo

Solamente les gusta el ‘rock n’ roll’

Falso. Aunque es cierto que hay personas a las que les gusta el rock, también hay harlistas que prefieren el country, quienes aman la salsa, o cualquier tipo de música. También se canta y se baila cualquier género.

Hay ritos de iniciación violentos para el que quiera ser harlista

Falso. Las personas que comienzan a recorrer en su moto las carreteras del harlismo no tienen que robar nada, golpear a nadie ni pasar una prueba de fuego. Todas esas son ideas que han vendido algunas películas de Hollywood.

Sí es cierto que hay algunos colectivos que hacen bromas a sus nuevos miembros, pero nada extremo ni que atente contra la ley.

Todos los harlistas tienen que estar barbados, forrados de cuero y haciendo mala cara

Falso. Cada persona se puede vestir como quiera. Bolívar señala que prueba de ello es que hay, incluso, generales retirados de las Fuerza Pública que hacen parte del mundo Harley y no por eso andan como los renegados que ha vendido Hollywood.

Imagen de Harley Colombia.
Imagen de Harley Colombia.

“El harlismo no cambia lo que eres, te fortalece. Harley-Davidson tiene ropa para cualquier estilo de vida, sin necesidad de que tengas que andar con cadenas, con el pelo largo y la barba hasta el pecho”.

Sin embargo, de alguna u otra forma, todo harlista termina con una prenda de la marca encima.

El mundo harlista es machista

Bolívar dice que esto es mito. Sostiene que varias ‘Ladys of Harley’ en Colombia lideran sus eventos, sus rodadas y representan muy bien a la comunidad.

Imagen de Harley Colombia.
Imagen de Harley Colombia.

Hay que tener plata para ser Harlista

Sí, pero no así. El representante de Harley-Davidson en Colombia dijo que no es necesario tener la cuenta llena para ser harlista, pero si se debe ser “aspiracional”.

“Si no eres aspiracional, así tengas una cuenta llena de millones en el banco, no hay cómo. Sin embargo, si eres una persona que sueña con llegar lejos, se puede”.

Bolívar dice que se puede comprar una motocicleta usada desde 20.000.000 de pesos. De todas formas, es platica.

Los odian en la carretera

Falso, pero sí les temen, asegura Bolívar. Las películas de Hollywood tienen su responsabilidad por la imagen que han vendido de los harlistas como “chicos malos”.

El ruido de las motos los deja sordos

Willy Bolívar dice que esto es Falso y bastante lejano de la realidad. Aunque las motos suenan fuerte, el ruido se va hacía atrás, mientras el conductor se aleja para ir al frente.

Sobre el conocido sonido que emiten las motos, asegura que no es estruendoso. “Muchas motos que no son Harley tratan de imitar el sonido y esas son las que molestan el oído”.