Según una investigación del Journal of the American Medical Association’s Pediatrics, compartida por el portal Daily Mail, los niños que tienen un contacto constante con celulares y tabletas tienen menos cantidad de materia blanca en su estructura cerebral.

Lo anterior lo concluyeron luego de analizar 47 cerebros de menores: 27 niñas y 20 niños, de quienes tuvieron en cuenta el tiempo que permanecían frente a dichos dispositivos; los más expuestos tenían menos cantidad de la sustancia, que se encuentra especialmente en tejidos profundos, conocidos como subcorticales.

En el exterior de la zona mencionada hay axones, que son una especie de ‘brazos’ de las neuronas que, según el portal Psicología y mente, tienen como función “transportar señales eléctricas o impulsos nerviosos” a células como las de los músculos y las glándulas.

Las principales fallas que encontraron en los menores afectados fueron:

  • Menor puntaje en pruebas cognitivas.
  • Alteraciones comunicativas: habla, pensamiento, escritura y lectura.

“Seis de cada 10 de los niños estudiados tenían su propio teléfono inteligente o tableta, y cuatro de cada diez tenían un televisor o dispositivo portátil en su habitación”, expresó el doctor Hutton, líder de la investigación, al medio.

Pese a que los hallazgos son preocupantes, aún no está estipulado qué tiempo es el recomendado para que no se presenten alteraciones en los menores.