Atendiendo las medidas sanitarias dadas por el Gobierno, los nuevos protocolos para poder darle el último adiós a un ser querido en el cementerio serán muy estrictos, pues es un paso más para evitar contagios.

¿Cómo será el servicio funerario en medio de la pandemia?

Como primera medida, los asistentes a las exequias deberán tener en cuenta el número máximo de personas permitido por cada sala de velación, debido a que el aforo será reducido a más del 50 %.

Las medidas de bioseguridad se mantienen en estos espacios. El uso de tapabocas y mantener un distanciamiento social de 2 metros serán ideales para evitar el contagio de COVID-19 entre los asistentes; lo anterior, recordando que muchas pacientes pueden ser asintomáticos.

El servicio de cafetería que hay en cada sala también estará habilitado, respetando el distanciamiento social; el servicio de transporte no debe superar el 50 % de la capacidad del vehículo y, en lo posible, las salas asignadas no serán continuas.

¿Cuáles son los protocolos de inhumación o cremación?

La ceremonia dada por el diácono o sacerdote no deberá superar los 30 minutos y será a puerta cerrada; el aforo para darle el último adiós a su ser querido será el mismo que se haya permitido en el servicio funerario.

El tapabocas seguirá siendo un elemento de bioseguridad de uso obligatorio, al igual que el distanciamiento social. En caso de cremación, la entrega de cenizas se hará según la capacidad del cementerio; al recibirlas, máximo podrán estar 2 personas.

¿Si la persona murió por COVID-19, se puede velar?

Como medida preventiva, la familia de cada fallecido deberá solicitar la epicrisis emitida por la entidad de salud tratante, para demostrar así que el coronavirus no fue el causante del deceso, de ser así, no se pondrá en riesgo a ningún asistente o personal de la red funeraria.

Con lo anterior queda claro que quienes mueren por el virus no pueden ser velados y, la entidad sanitaria encargada, dará los lineamientos a seguir a la familia.

¿Cómo avanza el coronavirus en Colombia?

Este 29 de septiembre el Ministerio de Salud informó que 734.154 de las 824.042 personas contagiadas superaron la enfermedad; no obstante, han muerto 25.828 pacientes.