La orden francesa de veterinarios alertó a los dueños de perros y gatos sobre el peligro de usar estos productos. 

Desde hace unos días en las redes sociales se pueden ver imágenes de perros con las patas quemadas por hidrogel o detergente.

Lavarles las patas “con agua con jabón o champú para perros funciona muy bien”, dijo Christine Debove, de la Orden de veterinarios de la región parisina.

Además, los perros y gatos se lamen, por lo que estos productos “pueden provocar irritaciones a nivel de las mucosas y reacciones cutáneas”.

La veterinaria recuerda que lavar las patas a los perros tras regresar de pasear con agua y jabón es “un gesto básico de higiene que deberíamos practicar siempre”. “Es suficientemente eficaz”, añade.

Además recomienda lavarse las manos a menudo después de jugar con ellos y evitar los contactos muy cercanos, como dejarse lamer las manos o el rostro.

Aunque no existe ninguna prueba científica de que los animales transmitan el COVID-19, la academia de medicina francesa recomendó la semana pasada a sus dueños aplicar los principios de precaución básicos.