El uso de tapabocas, objeto que podría ayudar a desarrollar inmunidad ante la COVID-19, debería dejar de ser un problema para las personas que tienen gafas, o eso asegura una famosa óptica colombiana.

Como indicó la empresa en su cuenta de Instagram, existen “4 métodos eficaces y de bajo costo” para que los lentes no se empañen por usar tapapocas, y pueda ver sin que una ‘cortina de humo’ se le atraviese justo enfrente.

  • Suena extraño, pero aplicar crema de afeitar sobre cada lente y retirarlo con un paño de microfibra, con el que normalmente se limpia, ayuda a que no se empañe.
  • Parece lógico, pero una de las formas más sencillas es acomodar bien la tela sobre el tabique y ubicar sobre esta el marco; si esto no sirve, puede doblar hacia abajo el borde superior del cubrebocas, pues de este modo evita que el aire ascienda.
  • Frotar una gota de jabón líquido sobre los lentes, lavarlos de forma rápida, secarlos y colocarlos, antes de colocar el tapabocas.
  • Si las esperanzas de llegar al fin de la pandemia con este problema superado se pierden, también podría usar un ‘spray’ antiempañante.

Aquí, la publicación de la marca, que al ser una óptica supone que no habrá problemas secundarios con la calidad del lente si se usan dichos productos: