Según el Huffington Post, el año pasado los estadounidenses invirtieron más de 12 millones de dólares en papel regalo y claramente las cifras en Colombia no deben estar muy lejanas. Lo cierto con esto es que nadie es consciente de que no se puede reciclar.

Estos envoltorios normalmente están fabricados con plástico y tintas que impiden que los procesen para reciclarlos; en algunos casos sí se puede, pero se requiere de un químico más fuerte para hacerlo.

El artículo continúa abajo

Ante esto, es increíble saber que año tras año este papel termina como relleno sanitario (para acabar en el océano), sin tener en cuenta que diariamente miles de pitillos y empaques de latas también se acumulan.

Algunas soluciones para este gasto y contaminante innecesario son: usar papel periódico o revistas, reutilizar las bolsas de regalos que recibieron el año pasado o en los cumpleaños, usar cajas o empaques de dulces.