El joven aseguró a The Insider que, además de Photshop, utilizó otras dos herramientas de edición para fingir que tenía una vida de celebridad en la que, incluso, viajaba en aviones privados.

Sobre por qué hizo ese experimento en Instagram, Byron contó lo siguiente al medio británico:

“Siempre me pregunté si la razón por la que las personas están tan obsesionadas con los famosos se debe al hecho de que pueden darse el lujo de vivir una vida que no todos pueden”.

El ‘youtuber’ añadió que en los 5 días de su experimento, solo 5 personas le preguntaron si esa vida que tenía era real. Las demás cayeron ‘redonditas’ en la mentira, la cual expuso él mismo en YouTube. En esa plataforma, el joven recordó que sus fotos conseguían hasta 2.000 ‘likes’ antes de fingir ser millonario. Durante el experimento, logró hasta 12.000, lo que lo sorprendió bastante.

En el video, Byron también señaló que aumentó su número de seguidores. Aunque no dio el total de cuántos ganó en los 5 días del experimento, sí contó que en los primeros 3, más de 1.600 personas comenzaron a seguirlo.

Según el portal británico citado, todo esto hizo que el joven se diera cuenta de lo fácil que es mentir en redes y hasta se preguntó si acaso los demás ‘youtubers’ e influenciadores son sinceros con sus seguidores.

Estas son algunas fotos que Byron compartió en Instagram de su ‘millonaria’ vida:

View this post on Instagram

bonjour baguette, so blessed to be in paris!!🥖🤠

A post shared by byron (@tbhbyron) on

View this post on Instagram

did someone say sugar daddy?🛩

A post shared by byron (@tbhbyron) on

View this post on Instagram

today’s fit!🔗

A post shared by byron (@tbhbyron) on

View this post on Instagram

oops?

A post shared by byron (@tbhbyron) on