La madre del pequeño indicó al portal Local 10 que después de navegar dejaron la hielera desocupada en la parte trasera de la casa.

De acuerdo con la mamá, toda la familia estaba en la cocina cuando el menor decidió jugar y se escondió dentro del refrigerador.

Al interior de la nevera, el niño quedó atrapado por más de dos minutos porque se bloqueó una de las cerraduras.

En las imágenes se ve cómo los padres y algunos familiares corren desesperados buscando al niño por todos lados hasta que el padre escucha un ruido en la hielera y rescata al pequeño.

“Quería jugar al escondite, pero encontré un lugar no muy bueno dentro de la nevera”, afirmó el niño al medio estadounidense.

Por último, la madre indicó al informativo que fueron afortunados de encontrarlo a tiempo y “salvar su vida”.