En la grabación, se ve cómo la mujer parte primero la cabeza de una de las figuras esculpidas al montarse sobre una barrera de vidrio. 

Luego, la joven le da varios golpes al resto de la escultura de arena con una almohada y otros objetos para causar más daño.

Finalmente, la mujer y su amiga se retiran del lobby del hotel en medio de risas y bromas. 

De acuerdo con el medio Hawaii News, la mujer es una menor de edad y reside en la ciudad, por lo que se descarta que se tratara de una turista, como se pensó inicialmente.

El medio no informa si el hotel tomará algunas acciones legales contra la adolescente. 

Según RT en Español, la escultura hace referencia a una escena de Makahiki, la temporada de festividades relacionadas con el Año Nuevo tradicional hawaiano.