El trabajador tiene que protegerse con sus brazos para que el mono no le arañe la cara.

Al principio, el hombre se lo toma con calma y hasta sonríe, pero su gesto cambia cuando el mono coge unos billetes de la caja registradora y huye por la ventana de la cabina.

De acuerdo con el informe preliminar de las autoridades, el primate alcanzó a robarse unas 5.000 rupias (199.354 pesos), informó el Daily Mail.

Al parecer, el mono está entrenado para robar y un motorista fue quien lo llevó al peaje para sacar el dinero de la caja, agregó el medio británico.