Al percatarse de que no podía quitarse el llavero, que tenía forma circular, se vio en la obligación de ir a una estación de bomberos para que le ayudarán, informó el Daily Mail. 

Al probar varias opciones, los oficiales utilizaron un cortador de pernos para tratar de romper el anillo que se veía por los orificios de la nariz. 

En una grabación se ve a un bombero sujetando la cabeza del adolescente, mientras otro presiona el cortador para que el anillo se rompa. 

“No tengas miedo. Esto no te hará daño”, se les escucha decir a uno de los oficiales en el video. 

Finalmente, logran romper al anillo en 2 y el joven puede volver a respirar con normalidad. 

En declaraciones al medio Gansu Televisión, que cita el medio inglés, el joven indicó que aprendido su lección y que prestará más atención a su seguridad personal.