Sin embargo, cuando llegó la cuenta, el comensal —del que no se reveló la identidad— le pidió al mesero que le cobrara el doble, es decir 674 dólares (más de 2’600.000, según la tasa de cambio actual), informó CNN.

El mesero, identificado como Josh Pikoff, no supo qué hacer ante tal situación, por lo que llamó a David Fernández, propietario del restaurante —que hace poco reabrió sus puertas, luego de que se levantara la orden de confinamiento en Texas, indicó la cadena de noticias.

Fernández aceptó el gesto de generosidad de su cliente, quien también le dejó una propina a Josh por un valor de 300 dólares (casi 1’200.000 pesos), y otra “para la casa” por 1.000 dólares (casi 4 millones de pesos), agregó el mismo medio.

Al sumar todo el dinero extra que el hombre dejó, esto da una propina total de 1.637 dólares, equivalentes a unos 6,5 millones de pesos.

“Al principio me sorprendió mucho porque no entendía por qué me estaba dando ese dinero, pero dijo que estaba extremadamente agradecido de que hubiéramos abierto”, manifestó Josh a CNN.

Entre tanto, David expresó lo siguiente:

“Realmente no sabía qué decir. Fue extremadamente generoso y me impresionó mucho”.

El propietario también comentó al medio que el dinero extra lo usará para ponerse al día con algunas facturas, y que la próxima vez que se encuentre al generoso cliente se asegurará de atenderlo muy bien.