Medios locales como Excélsior han informado que hasta el momento se desconoce quién conducía el lujoso auto, que fue fabricado en 2010 para la familia real de Qatar.

Aunque el portal mexicano señaló que el vehículo fue trasladado hasta el país azteca en octubre del año pasado, El Universal de México informó que la Secretaría de Movilidad desconoce cómo llegó el carro a la capital.

Luego de que se conociera la noticia del accidente, registrado este domingo, se difundió una información de que el vehículo era propiedad de un empresario identificado como Carlos Peralta Quint. Él desmintió todo a través de Twitter.

A continuación puedes ver el video del choque y, en seguida, unas fotos del antes y el después del carro: