La conversación la sostuvo Zuluaga en el chat de WhatsApp y por eso publicó una captura en Twitter, y allí se observa que ella lo contacta porque “quería hacerle una consulta”.

“Anda mi amor bello, lo que quieras. Me divorcio mañana”, fue la respuesta de su interlocutor, que le añadió un “ja, ja, ja” a su escrito.

Pero el comentario al parecer solo le causó risa al hombre, ya que Zuluaga, en el mismo tono serio, le dijo que “esa contestación no tiene cabida en el siglo XXI”, y que para el nuevo año debería ponerse como meta el “tener un sentido del humor más actualizado”.

Fue así como, minutos después, el congresista del que habla la periodista le ofreció excusas, las cuales le fueron aceptadas.

“En qué te puedo ayudar”, le dijo, y dejó a un lado la ‘echada de perros’.

“[…] creo que es un buen mensaje para tantos hombres que viven todavía en el siglo pasado”, apuntó Zuluaga en el trino, en el que aclaró que prefiere omitir la identidad del hombre porque, como buen caballero, aceptó su error.

La reflexión de la también presentadora tuvo tanto eco que su trino se hizo viral en cuestión de cuatro horas.