El servidor que analizó Tech Crunch tenía más de 419 millones de registros con números de teléfonos, ubicaciones y nombres de usuarios. Al parecer, los técnicos pudieron acceder a esta información porque el servidor no tenía ninguna contraseña.

De los usuarios afectados, 133 millones eran de Estados Unidos, 50 millones de Vietnam y 18 millones del Reino Unido. Dentro de los datos también se encontraron varias identificaciones que Facebook otorgó a los usuarios cuando se inscribieron a la plataforma, mencionó el mismo análisis.

Un portavoz de Facebook excusó a la aplicación y explicó que el servidor encontrado no era de la red social y que la cifra de los registros era menos de la mitad de la que había afirmado Tech Crunch, de acuerdo con The Guardian.

“El conjunto de datos ha sido eliminado y no hemos visto evidencia de que las cuentas de Facebook hayan sido comprometidas”, dijo el portavoz.

Sin embargo, todo apunta a que esta información la consiguió el servidor por medio de una herramienta de Facebook que permitía que los usuarios buscaran a otros contactos por sus números de teléfono, informó el mismo portal.

A pesar de que esta función se desactivó en abril del 2018, parece que la plataforma facilitó, sin querer, la exposición de información y la seguridad de todos sus usuarios.