Al parecer, la compañía londinense centrada en la gestión de activos propondrá 10 mil millones de dólares por adelantado para obtener las operaciones de TikTok en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda e India, donde la red social ya fue bloqueada, informó Bloomberg.

De acuerdo con un individuo “familiarizado con el asunto”, los otros 10 mil millones de dólares serían de las ganancias compartidas de la asociación, indicó el medio en su publicación.

La oferta llegaría a hacerle competencia a las de Oracle, Alphabet y Microsoft, con quien recientemente se unió Walmart para llevar a cabo la compra, indicó el portal mencionado.

Sin embargo, parece que a TikTok no le emociona la idea de que sea su rival estadounidense quien se quede con la ‘app’, pues, al preguntarle sobre la propuesta de Centricus y Triller a un portavoz de la aplicación, este se limitó a preguntar “¿Qué es Triller?” y a calificar el pacto como “absurdo”, señaló el medio en su artículo.

Además, según The Verge, un delegado de la plataforma china le dijo a Reuters que no ha recibido ninguna oferta ni ha sido contactado por su competencia.

Ante esto, el presidente ejecutivo de Triller, Bobby Sarnevesht, le aseguró al portal nombrado que la propuesta fue hecha directamente a ByteDance, no a TikTok.

“No hicimos una oferta a TikTok, ellos no están involucrados en esto en absoluto, hicimos una oferta a Bytedance y estamos tratando directamente solo con el presidente. O las personas de varias capas no están al tanto de lo que está sucediendo en el nivel más alto o pueden tener sus propias agendas y no están contentas con la llegada de nuestra oferta”, dijo Sarnevesht.

De llegarse a concretar el acuerdo entre Centricus y Triller para quedarse con la plataforma china, la segunda empresa tendría una participación minoritaria, pero ayudaría a la primera a elaborar una ‘app’ de video propia, afirmó el informativo tecnológico.

El futuro de TikTok es incierto gracias a las preocupaciones en materia de seguridad nacional en EE.UU., por la cual fue emitida una orden ejecutiva por parte del presidente Trump, quien abrió una cuenta en Triller en agosto de este año dando a entender que aprueba esta plataforma, precisó The Verge.

Pese a que el mandatario sea ‘fan’ de la aplicación, no queda claro cómo esta puede aliarse con Centricus, que es de Londres, para comprar TikTok si el gobierno de EE.UU. exige que el comprador sea estadounidense, resaltó Bloomberg.