Así lo aconsejó el experto en ciberseguridad Ómar Tirado, que en Noticias Caracol advirtió que los delincuentes informáticos pueden infiltrarse en videollamadas y usar hasta los movimientos corporales de los que están conectados para acceder a sus contraseñas.

La modalidad para cometer ciberdelitos se conoce como ‘Zoom snooping’ y, aunque hace referencia a la plataforma Zoom, es utilizada en otras como Skype, Hangouts y Meets.

Un estudio de la Universidad de Texas explicó que la técnica, por la que se puede descubrir lo que una persona teclea cuando está en una videollamada, tiene una precisión del 75 %.

Específicamente, los ciberdelincuentes pueden, por medio de analítica, “determinar el movimiento de las manos, mapearlo contra un teclado, para poder intuir qué puede estar escribiendo el usuario“, agregó el experto Tirado, en el noticiero.

Pero hay formas de reforzar la ciberseguridad,  entre ellas, dijo el entrevistado, están:

  • Utilizar ropa de manga larga, para tratar de ocultar el movimiento de los hombros. Las personas con el cabello largo pueden ponerlo encima de sus hombros para evitar que se detecte el movimiento.
  • Usar fondos virtuales que las plataformas de videollamadas ofrecen; estos alteran la silueta de las personas.
  • Apagar la cámara si no es estrictamente necesario tenerla encendida.

Tirado aseguró que los hackers sí o sí deben ingresar a las reuniones digitales para poder obtener la información, por lo que recomienda que los enlaces no sean compartidos a personas ajenas a la citación, y establecer una contraseña para que los invitados puedan ingresar.

También señala en el noticiero que es importante elegir un moderador que esté pendiente de que los que ingresan a la videollamada son los que están citados.