Gloria fuentes aseguró en la red social que había llevado su teléfono a una tienda de Apple ubicada en una plaza de Bakersfield, California, para que un técnico arreglara la pantalla que se había dañado hace un tiempo, según la publicación. 

Antes de dejar su celular en la tienda de soporte eliminó todas las aplicaciones relacionadas con su información financiera; también borró sus redes sociales e hizo una copia de seguridad del móvil. Sin embargo, olvidó deshacerse de las fotografías que estaban en el carrete porque iba tarde a una cita, de acuerdo con el ‘post’.

Cuando Fuentes encendió su dispositivo notó que había un mensaje de texto enviado a un número desconocido; al abrirlo descubrió que el trabajador se había autoenviado una foto íntima de la víctima y su geolocalización para seguirla, apuntó la joven.

“¡No podía expresar lo disgustada que me sentía y cuánto tiempo lloré después de ver esto!”, mencionó Gloria en el estado.

La joven regresó a la tienda para confrontar al trabajador, pero él afirmó que no sabía cómo había llegado esa imagen a su móvil. A pesar de que el gerente del establecimiento dijo que lo iba a investigar, la víctima presentará cargos contra el empleado, informó FayerWayer.