Aunque sus ataques parecieran coordinados en sitios y momentos donde pareciera haber violaciones a la democracia –como ha sucedido en protestas  de lugares como Chile, similares a las de Colombia–, sus miembros no parecen defender ideales claros, sino que operan con cierta discrecionalidad.

Así actuaron en Colombia este martes, cuando atacaron la página del Ejército y luego las del Senado y la Presidencia. Todo aludiendo a la represión de protestas sociales en el país, y difundiendo algunas de las denuncias de abusos de autoridad.

De acuerdo con RTVE, proceden después de votar para proceder y no siempre limitan sus ataques a páginas, sino que también lo hacen contra personas en concreto, filtrando datos personales o sensibles.

“Habitualmente se basan en ataques de denegación de servicios distribuidos (Ddos). Consiste en lanzar numerosas peticiones a un servidor que aloja una página web, de forma que el servicio de hosting no puede soportar la carga de peticiones y queda suspendido el servicio”, explica el medio español.

¿Por qué la máscara sonriente de Anonymous?

La máscara distintiva del grupo es la de Guy Fawkes, un inglés que protagonizó la llamada ‘Conspiración de la pólvora’ en 1605. Su objetivo era volar parte del parlamento británico, lo cual sirvió de inspiración para la trama de la historieta y la película ‘V for Vendetta’, en la que un hombre enmascarado lucha contra un régimen fascista opresor.

Esa historia le dio relevancia a la máscara como efigie de la lucha contra la opresión, adoptada posteriormente por Anonymous junto a una bandera de un cuerpo cuya cabeza es un signo de interrogación.

Ahora el rostro también es usado comúnmente en marchas y protestas por diferentes personas, que se apoyan en su simbología para mostrar su inconformismo contra el establecimiento.

Otros ataques recientes de Anonymous en Colombia

No es la primera vez que Anonymous ataca en Colombia. Anteriormente también protagonizó actos contra instituciones como los ministerios de Defensa y del Interior.

Uno de ellos fue cuando se habló de la llamada ‘Ley Lleras’, con la que se pretendía regular algunos contenidos de Internet. Más recientemente, se presentaron algunos después de la violación de una niña por parte de militares y los bombardeos contra un campamento guerrillero donde también había menores de edad.

El asesinato del estudiante de derecho Javier Ordóñez y las posteriores protestas que terminaron con varios ciudadanos asesinados por tiros de la Policía también motivó un ataque, el año pasado.