La empresa especializada detrás de este ambicioso proyecto es Compass Pools y, según CNN, los diseñadores aseguran que este concepto es el primero en el mundo.

Una de las preguntas más frecuentes sobre el proyecto es: ¿cómo se supone que las personas puedan entrar y salir de allí?

De acuerdo con Business Insider, los nadadores usarán una escalera de caracol giratoria “basada en la puerta de un submarino”, que funciona como “un tubo en un tubo”.

Según Alex Kemsley, diseñador y director de Compass Pools, citado por este medio,”el primer tubo corta un camino a través del agua y crea una escotilla, mientras que el segundo se encarga de entregar la escalera, la cual se elevará desde el piso inferior hasta el nivel del agua”.

Esta escalera sería controlada para garantizar que todas las cerraduras y válvulas funcionen adecuadamente.

Compass Pools

El material con el que se elaborará la piscina será acrílico fundido y tendrá los lados y pisos transparentes, con el propósito de que los visitantes del edificio puedan ver a los nadadores desde cualquier ángulo, indica CNN.

Además, la piscina contará con un anemómetro para monitorear la velocidad del viento y un sistema para regular la temperatura del agua, que también ayudará a que ni una gota se derrame en la calles.

La construcción se iniciará en el 2020 tan pronto se confirmen los socios y contratistas.