Cuando se dio la fundación de la compañía de la manzana, en 1976, el logo era muy diferente al que se conoce actualmente. En esa época era una imagen que recreaba la escena de Newton con una manzana bajo un árbol.

Al no ser tan impactante su primera creación, Rob Janoff, un diseñador gráfico, tomó la iniciativa de crear un nuevo símbolo que ha perdurado hasta el día de hoy: una manzana con una mordida en su lado derecho.

iPadizate

Desde 1977, este logo ha tenido cambios únicamente en sus colores, pero iPadizate señala que existen diversas teorías sobre el significado del mismo.

De acuerdo con este portal, la marca junto con su nombre han creado especulaciones que hasta el momento no se han podido confirmar. Una de ellas consiste en que la manzana mordida le brinda un homenaje a un matemático británico que tuvo un papel importante durante la Segunda Guerra Mundial, descifrando el código secreto que tenían los nazis, Alan Turing.

iPadizate señala que el afecto que tenía Steve Jobs hacia este personaje era especial.

En 1952, Turing fue encontrado muerto con una manzana mordida envenenada con cianuro, tras haberse anunciado que había sido condenado por su homosexualidad.

Además de esta historia, que no confirmada por ninguno de los fundadores, existe una teoría que asegura que el mordisco se relaciona con la palabra en el inglés “bite”, una peculiaridad que suena como el término tecnológico “bytes”.

Con base en lo anterior, este mismo portal señala que el primer eslogan de la compañía fue “Byte into an Apple”, pero lamentablemente esta historia si fue descartada por Janoff.

El verdadero significado de la manzana mordida de Apple al parecer no tiene ningún trasfondo. Según iPadizate, Rob Janoff aclaró hace varios años que su intención era “crear un logo amigable y diferente al resto de las compañías de computadores”.

También se dice que el segundo logo, caracterizado por tener los colores del arcoíris, tenía el propósito de resaltar la humanización de la empresa hacia las personas, una idea que también fue apoyada por Jobs.

No obstante, la evolución de este símbolo ha sido muy poca: puede ser simple, pero significativo para muchos.