Un equipo dedicado a crear programas piratas lanzó esta herramienta para dispositivos iPhone, que incluso funciona para los modelos más recientes con el último iOS, afirmó TechCrunch.

Apple ha mantenido su enfoque de seguridad para sus iPhone y permite que, solo las aplicaciones que pasen por el proceso de aprobación de la compañía, estén en App Store. Sin embargo, los hackers intentan liberarse de la denominada ‘cárcel’, de ahí el nombre de ‘jailbreak’, explicó el medio norteamericano.

Los esfuerzos de piratería encontraron una vulnerabilidad no revelada en iOS que rompe algunas de las restricciones que la empresa establece para evitar el acceso al software subyacente. Apple dice que hace esto por seguridad.

Los delincuentes dicen que romper estas restricciones puede permitir que los usuarios alteren y personalicen sus iPhone, tal como lo pueden hacer algunos usuarios de Android al cambiar la tipografía, descargar temas que no vienen incluidos en sus celulares y demás.

El descubrimiento lo hizo un reconocido grupo llamado Unc0ver, que explicó que el jailbreak es compatible con los iPhone que ejecutan iOS 11 y versiones superiores, hasta la 13.5 que Apple lanzó en la última semana, detalló Gizmodo. 

Sin embargo, expertos en seguridad aconsejan a los usuarios que no accedan a estos programas porque salir del sistema de seguridad aumenta enormemente la brecha para nuevas vulnerabilidades y efectuar posibles hackeos a la información del teléfono, añadió el medio norteamericano.