Desde hace unos meses, Instagram empezó a probar esta configuración en países como Irlanda, Japón, Brasil, Australia y Nueva Zelanda; sin embargo, decidió hacer las últimas verificaciones implementando la actualización aleatoriamente en todo el mundo, de acuerdo con la red social propiedad de Mark Zuckerberg.

Los usuarios escogidos dejarán de ver el número total de ‘likes’ y reproducciones en las fotos y videos que publican las personas. Seguirán viendo los “me gustas” de sus propias publicaciones, pero no aparecerán los corazones característicos de la plataforma, apuntó TechCrunch.

“Aunque las valoraciones de las primeras pruebas han sido positivas, este es un cambio fundamental para Instagram, por lo que continuaremos con el test para obtener más información de nuestra comunidad global”, dijo la aplicación.

La empresa quiere que su aplicación sea un lugar en el que las personas se sientan cómodas para expresarse y se centren en las fotos y videos que comparten en vez de los “likes” que reciben, informó Gizmodo.

Por otro lado, el negocio de los influenciadores depende de los ‘likes’ que reciban, pues los anunciantes les pagan dependiendo de la visibilidad que tienen en la red; pero esto parece no importarle a la aplicación que aseguró que tomaría las decisiones que fueran necesarias por el bienestar de sus clientes, afirmó el mismo medio.