Google Takeout es una herramienta que permite descargar una copia de seguridad de los datos de su aplicación de Google. Sin embargo, la compañía empezó a alertar a los usuarios desde este lunes de la posible filtración.

Si los usuarios usaron la herramienta para descargar videos entre el 21 y el 25 de noviembre, algunos de ellos pueden haber terminado en archivos aleatorios de otras personas, como informó anteriormente 9to5Google.

“Estos usuarios pueden haber recibido un archivo incompleto o videos, no fotos, que no eran de ellos”, dijo un portavoz de Google en un comunicado enviado por correo electrónico. “Solucionamos el problema y hemos llevado a cabo un análisis en profundidad para ayudar a evitar que esto vuelva a suceder. Lamentamos mucho que esto haya pasado”, publicó CNET.

La compañía sugirió que cualquier persona afectada debería eliminar la exportación anterior de archivos y hacer una nueva. También agregó, que menos del 0.01% de los usuarios de Fotos se vieron afectados, y que el error no afectó otras aplicaciones de Google.