En primer lugar se habilitará un mapa interactivo con los resultados de varias encuestas respecto a la sintomatología y los conjuntos de datos del rango de movimiento que ha tenido el COVID-19.

Esta herramienta se encontrará en la misma plataforma que albergaba, hasta ahora, solo los datos de Estados Unidos. Con este lanzamiento el mapa de Facebook incluirá datos de 115 países, incluyendo Colombia. 

Alex Pompe, gerente de Investigación de Políticas Públicas de Facebook, habló con Pulzo sobre los alcances de esta herramienta y cómo funciona. Según dice, la compañía no recibe, recopila ni almacena respuestas de encuestas individuales, y las universidades delegadas para el proceso, CMU y UMD, no saben quién tomó la encuesta específicamente.

La información estará detallada con porcentajes en varias tablas explicativas para que los usuarios puedan comprender cómo se está moviendo el coronavirus en su país.

Este proyecto es realizado alrededor del programa Data for Good, de Facebook que proporciona información y datos para ayudar a las organizaciones humanitarias e investigadores académicos a resolver crisis mundiales, explicó la compañía.

Para la recolección de datos se designó como encargadas a dos instituciones académicas que están ejecutando las encuestas. La Universidad de Maryland (UMD) alberga la encuesta no estadounidense y la Universidad Carnegie Mellon (CMU) aloja el cuestionario del país norteamericano. 

La plataforma Data For Good da varias herramientas para las organizaciones sin fines de lucro con el fin de estudiar el comportamiento de esta pandemia y así tener un registro de memoria histórica con la información recolectada.

La encuesta sobre los síntomas funciona igual en cada país, con ligeras variaciones en los cuestionarios que deben tener en cuenta las diferencias geográficas de las regiones.

“De acuerdo con nuestros socios investigadores, se han respondido alrededor de 10.2 millones de encuestas de síntomas a nivel global”, explicó Alex Pompe a Pulzo.

La red social promueve esta encuesta en el inicio de Facebook, pero no la realiza directamente, ni tampoco recibe las respuestas. 

Cuando un usuario accede a la herramienta la aplicación le dirige fuera de la plataforma para completar la encuesta, los datos llegan a un lugar en donde son revisados por los aliados académicos del proyecto.

Los datos no se compartirán con Facebook, pero sí le notificará a la compañía sobre el final de los análisis para ayudar a medir la participación correctamente.

Lina Hernández / redacción Pulzo.