Los trabajadores subcontratados por Microsoft revelaron que los comandos de voz de Xbox One graban los diálogos de las personas para después almacenarlos. Además, confirmaron que varios contratistas de la empresa los podían escuchar, según Gizmodo.

Microsoft se pronunció y dijo que hace varios años recopilaba la información de sus usuarios para mejorar los servicios de sus sistemas de voz y por lo tanto, algunos datos eran revisados por los proveedores, mencionó el mismo medio.

A pesar de que la compañía informó que iba a eliminar su asistente de voz de Xbox por los problemas de privacidad, los datos que recogieron antes ya están en su poder sin un consentimiento consiente de los usuarios involucrados, ya que muchos son menores de edad, describe FayerWayer.

Ahora Microsoft solo escuchará aquellas conversaciones que estén relacionadas con violaciones de los términos de servicio para poder investigar los casos y darles soluciones rápidas y eficaces a sus usuarios, informó el mismo medio.