Muchas personas deciden usar contraseñas fáciles de recordar para no tener inconvenientes en el futuro al ingresar a redes sociales, correos electrónicos o páginas de Internet y evitar que se les olviden.

Sin embargo, la simplicidad de las claves pone en peligro la información que el usuario tiene almacenada, pues hace que sea más sencillo para los hackers (que pueden intervenir cuentas de WhatsApp) entrar a los perfiles y extraer datos que sean de su interés, o incluso robar cuentas.

De hecho, la mayoría de personas utiliza una misma contraseña para varias cuentas, con el fin de que no se confundan entre el código de acceso a una plataforma y otra. Gracias a esta práctica, un delincuente puede robar una clave y entrar a todos los servicios que la usen; de este modo, se produce un “efecto dominó”, apuntó RedesZone.

¿Cuáles son las contraseñas más comunes?

La plataforma de seguridad informática SafetyDetectives llevó a cabo un estudio basándose en más de 18 millones de claves para dar con las más comunes, que suelen ser las más inseguras, entre los usuarios. En ese orden de ideas, las contraseñas más usadas son:

  • 123456
  • 123456789
  • 12345
  • 12345678
  • qwerty
  • 1234567
  • 111111
  • 1234567890
  • 123123

Adicionalmente, el portal mencionado encontró que los términos ‘contraseña’ o ‘password’ son muy comunes entre los usuarios de Internet con pequeñas variaciones, como ‘password1’, por ejemplo.

Asimismo, las palabras y frases ‘iloveyou’ (‘te amo’), ‘princess’ (‘princesa’), ‘superman’ y ‘letmein’ (‘déjame entrar’), y los patrones del teclado del computador, como ‘qwerty’ o ‘1q2w3e4r’, son muy populares y, por ende, riesgosos.

¿Cuáles son las claves más inseguras?

De acuerdo con el Centro de Ciberseguridad Nacional del Reino Unido (NCSC, por su sigla en inglés), las contraseñas más inseguras del mundo son:

  • 123456
  • 123456789
  • qwerty
  • password (contraseña)
  • 1111111
  • 12345678
  • abc123
  • 1234567
  • password1
  • 12345

La razón de que sean las claves que menos protección y seguridad informática le ofrecen al usuario es que son las más utilizadas; esto salió como resultado de una encuesta cibernética realizada por el NCSC el año pasado. En efecto, 23.2 millones de cuentas que recibieron ataques informáticos usaban ‘123456’ como contraseña.

Recomendaciones para tener contraseñas seguras

El NCSC, citado por BBC, aconseja utilizar tres palabras al azar que se puedan recordar fácilmente, pero que no tengan ninguna relación entre ellas, para evitar que los hackers intervengan. Algunos ejemplos son: “cafetrenpescado” o “murocamisanube”.

Asimismo, es recomendable agregar una segunda clave de acceso en los sistemas que lo permitan, apoyarse en un gestor de contraseñas para guardarlas de forma segura y no poner el nombre de usuario como clave en las plataformas, agregó el medio mencionado.

Por su parte, el FBI de Oregón, en Estados Unidos, se basa en una guía del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por su sigla en inglés) para sugerir que es más importante usar contraseñas largas que complicadas.

Así las cosas, es mejor que el usuario utilice una contraseña compuesta por una frase de 15 caracteres con palabras no relacionadas, en lugar de adoptar una clave corta y difícil de memorizar más adelante, aseguró la agencia nombrada.

Además, es importante cambiar las contraseñas únicamente cuando haya una razón para hacerlo, como que la cuenta esté en riesgo, y no optar por las claves sugeridas por algunas plataformas digitales, señaló el FBI.

En el siguiente video dan unos trucos para elaborar contraseñas seguras y fáciles de recordar.