El primer paso para dejar de consumir datos exageradamente es ver qué aplicaciones son las que acaban más rápido. Para esto, debe entrar a la configuración del teléfono y allí encontrará la lista detallada de la cantidad de datos que ha utilizado en cada aplicación, según Mashable.

Se ha confirmado que aplicaciones como Twitter, Spotify y YouTube son las que más gastan datos en los teléfonos de los usuarios. Lo más recomendable es usarlas en segundo plano o desactivarles los datos hasta el momento en que se vayan a usar, de acuerdo con el mismo portal.

El segundo consejo es descargar todos los archivos que necesiten con Wi-Fi, ya que muchas veces por el afán del día los usuarios bajan la información con sus datos móviles. Lo mejor es descargar estos archivos en casa para reducir el consumo de datos y alargarlo un poco más, mencionó el mismo medio.

Se recomienda a todos los usuarios descargar todas las versiones de las aplicaciones ‘Lite’ en vez de tener las originales. Además de que estas consumen menos datos porque contienen menos funciones, también hacen que la batería dure más de lo normal.