Quejas recientes dan cuenta de que el frágil diseño del hardware conlleva a que las teclas dejen de funcionar de un momento a otro.

De acuerdo con The Wall Street Journal, a través de un comunicado, la compañía de la manzana reconoció y pidió disculpas a la “pequeña cantidad” de usuarios que están teniendo una mala experiencia con el teclado mariposa de tercera generación.

Además, el gigante tecnológico afirma que la “gran mayoría de los clientes” sí han tenido comentarios positivos sobre el nuevo diseño de la MacBook, cita ese mismo medio.

Pese a esto, son muchas las quejas y demandas colectivas contra Apple. La mayoría de ellas afirman que estos teclados son “propensos a fallar”, según Business Insider.

Este medio enfatiza en que más de 35.000 personas han firmado una petición para que, de una vez por todas, se dejen de fabricar este tipo de teclados, ya que van 3 generaciones y no se ha dado una solución evidente frente a estas fallas.