Esto se podrá gracias a la aplicación Remini, que fue lanzada a principios de 2019 por una filial de la empresa china Dagond. Ha sido tan exitosa que ya tiene más de 5 millones de descargas, según datos de Gizmodo.

Remini es semigratuita, una vez los usuarios se registran con una cuenta de Google o Facebook solo permite hacer cinco restauraciones sin costo al día. En caso de querer utilizar la herramienta más tiempo, puede pagar mensualmente 5,49 euros y tener acceso a más modificaciones.

La aplicación mejora la definición de cualquier foto, no solamente imágenes antiguas, también selfies, capturas pixeladas o imágenes muy comprimidas que necesiten más definición, agregó el mismo medio.

Su tecnología se basa en un algoritmo de aprendizaje automático que detecta caras y reconstruye la imagen seleccionada a una con mejor resolución y con más detalles.

Según Gizmodo, el rendimiento de la aplicación es mejor en los primeros planos cuando las caras están de frente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que al seguir un proceso tecnológico establecido si la imagen tiene poco detalle la reconstrucción, puede dar como resultado que la cara restaurada no se parezca a la persona de la foto.