Un misterioso fenómeno ocurrió en el oeste de ese país en la noche del lunes. Se trata de una bola de fuego que cruzó el cielo e iluminó el desierto de la región de Pilbara.

El evento fue presenciado por personas que trabajaban en horario nocturno y por agentes de la policía de la ciudad de Karratha, quienes alcanzaron a grabar en video lo que estaban viendo:

Con respecto a la naturaleza de la bola de fuego, hay quienes afirman que se trata solamente de restos de algún objeto espacial. Sin embargo, expertos en la materia aseguran que se trata de un meteorito natural y denso, pues no dejó estelas de luz, como sí ocurre con elementos fabricados por el ser humano, apuntó Gizmodo.

“Lo que solemos ver, cuando objetos como desechos espaciales, o si se trata de un satélite quemándose, lo que tendemos a ver es algo así como crepitaciones y chispas”, le dijo Renae Sayers, astrónoma del Centro de Espacio, Ciencia y Tecnología de la Universidad de Curtin a ABC News.

Australia cuenta con una red de cámaras llamada Desert Fireball Network, que se encarga precisamente de rastrear los meteoritos que entran a la atmósfera y dar con el lugar en el que impactan.

No obstante, esta bola de fuego cayó por fuera del área de alcance de las cámaras del proyecto, lo que dificulta saber con exactitud el lugar en el que cayó, le explicó Eleanor Sansom, directora del proyecto, a ScienceAlert.

Por su parte, el color azul verdoso del meteorito podría ser originado por la gran cantidad de hierro o magnesio que tiene, explicó Gizmodo.