Para ello, Amazon adquirió este año a la compañía Zoox, que durante los últimos 6 años diseñó el nuevo taxi eléctrico capaz de desplazarse a una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora.

La compañía anunció su nueva creación como un producto pensado para operar en “ambientes urbanos densos y complicados, con más de 100 nuevas innovaciones de seguridad que no existen en vehículos convencionales”.

“La arquitectura de sus sensores combina cámaras, radar y Lidar [sistema de detección láser] para obtener un campo de visión de 270 grados en las cuatro esquinas del vehículo, eliminando los típicos puntos ciegos y permitiendo que detecte objetos cercanos como peatones, ciclistas y otros usuarios del camino”, destaca Amazon.

Otra de sus características más notorias es que carece de una parte frontal, por lo que puede desplazarse sin distinción en ambas direcciones, hacia el frente o hacia atrás, sin necesidad de maniobras para girar ‘en U’.

Gizmodo agregó que el nuevo taxi tendrá un largo de unos 3,5 metros y una capacidad de 4 pasajeros, sin necesidad ni espacio para conductor. Además, señala que tendría autonomía de unas 16 horas en zonas urbanas.

Así lucen los nuevos taxis Zoox, de Amazon: