El traspaso de bacterias podría aumentar el riesgo de que bebés cuyos dientes ya se han desarrollado y niños, sufran de caries o de alguna condición dental, retomó Daily Mail.

Si la persona que besa al niño tiene caries activa en la boca, va a presentar niveles más altos de la bacteria ‘Streptococcus mutans’, asegura la doctora Bacchia a Herald Sun.

Durante 2014 y 2015, el Servicio de salud dental de los Estados Unidos reportó 1.050 casos de niños con infecciones bucales, que tuvieron que ser sometidos a tratamientos contra la caries, empastes e incluso extracciones dentales realizadas bajo anestesia general, asegura Daily Mail en otro artículo.

También le puede interesar:

Para evitar que los niños sufran de este problema desde pequeños, los dentistas recomiendan mantener un régimen de limpieza que incluya el hilo dental, crema dental con flúor y visitas periódicas al dentista.

Además, hacen énfasis en los padres, que deben mantener una higiene estricta para evitar contagiar a sus hijos con bacterias bucales.