El piso pélvico (también conocido como suelo pélvico) es el conjunto de músculos que van del hueso púbico a la base de la espina dorsal y que apoyan los intestinos, la vejiga y el útero, en el caso de las mujeres y la vejiga y los intestinos en el caso de los hombres.

También le puede interesar:

Si estos músculo llegan a estar muy flojos, lo que ocurre naturalmente con el tiempo, no pueden apoyar bien los órganos y en el caso de los hombres pueden provocar disfunción eréctil, ya que uno de los músculos del piso pélvico masculino permite que el pene reciba el flujo de sangre durante la erección y se relaje con la eyaculación, informa el Daily Mail.

Sin embargo, este músculo no se ve afectado únicamente con la edad, ya que los hombres jóvenes que hacen ejercicio a menudo suelen contraer esta zona y el músculo resulta tensionado, lo que empuja la próstata hacia adelante y puede provocar dolor en el recto y el área genital.

Para evitar esto, los hombres pueden realizar los ejercicios de Kegel, que buscan fortalecer los músculos flojos y aflojar los que están muy tensionados en el piso pélvico. Uno de estos ejercicios es contraer y soltar varias veces los músculos de los muslos, las nalgas y el abdomen.