Una mujer que hace entre 30 y 90 minutos de ejercicio como caminar, nadar, pilates o yoga puede gozar de algunos beneficios como: menor presión arterial, más energía, menos niveles de estrés, menos dolor en las articulaciones y extremidades e incluso un menor riesgo de dar a luz a través de una cesárea, informó Medical News Today.

Aunque en algunos casos específicos los médicos recomiendan no hacer ningún tipo de actividad física para no poner en riesgo la vida del bebé o un nacimiento prematuro, el estudio publicado en el Diario americano de obstetricia y ginecología dejó claros los beneficios.

Los resultados surgieron luego de que expertos analizaran los registros de 2.059 mujeres que se dividieron en 2 grupos: las que hacían ejercicio regular como aeróbicos y aquellas que no realizaron ningún tipo de actividad.

También le puede interesar:

Se mostró que el primer grupo presentó mejor estado de salud y beneficios como los mencionados anteriormente, dejando claro que aquellas que no hicieron ejercicio no presentaron problemas en su embarazo directamente relacionados por la falta de ejercicio.

Por esto, expertos recomiendan tener en cuenta la opinión de un médico que recomiende los mejores ejercicios teniendo en cuenta la condición de cada mujer.