Con nuestro voto, el domingo 26 de agosto podremos darle un duro golpe a todos esos ladrones que tanto le han robado al país. A la Consulta Anticorrupción, ¡siete veces sí!

La gran mayoría de los males de Colombia tienen como origen la corrupción. La violencia, la pobreza, la falta de educación, el pobre sistema de salud, la inseguridad, las carreteras a medias y demás porquerías con las que tenemos que convivir en este país, son culpa de todos esos ladrones de cuello blanco que se quedan con el dinero de nuestros impuestos. ¿En serio vamos a dejar que nos sigan jodiendo? ¿No vamos a hacer nada?

Ya está más que claro que por sí solos los políticos no se van a controlar. A través de los años, ellos han tumbado cualquier ley que intente castigar con mayor fuerza a quienes se roban con el dinero de los colombianos. Esta Consulta Anticorrupción, sin duda alguna, es una salida de emergencia para este camino que parecía estar eternamente bloqueado y controlado por los corruptos.

Suena a cliché, pero la corrupción es un problema que nos afecta a todos. No importa si usted votó por Duque o por Petro, no importa si es seguidor de la Alianza Verde, el Partido Conservador, el Centro Democrático o cualquier otro movimiento político, no importa si usted vive en Medellín, Cali, Bogotá, Pereira o Cartagena… A todos, sin discriminación alguna, nos están robando. El dinero que tanto nos cuesta a los colombianos ganar, el dinero que madrugamos a buscar todos los días, se lo están quedando unos pocos y esta es una oportunidad hermosa para darles un duro golpe a estos rateros de saco y corbata.

Claro que hay disculpas para no votar, pero ninguna realmente convincente. Que se van a gastar más de 300 mil millones de pesos en la consulta, pues sí. Ese dinero (salga la gente a votar o no) ya se aprobó y se va a gastar; así que aprovechemos la oportunidad y que no sea en vano ese gasto. Que es una plataforma de Claudia López para su carrera por la Alcaldía de Bogotá, puede ser, pero no importa. Estas son medidas que el país necesita con urgencia y  tenemos que respaldarlas para poder salir adelante.

El domingo 26 de agosto todos a la calle a votar. Tenemos que dejarle claro a los corruptos que estamos mamados de ellos y sus robos. Como dice el dicho, el pueblo unido jamás será vencido; ahora, unámonos para demostrarles a esos ladrones que no vamos a quedarnos callados mientras ellos se enriquecen. Seguro este no será el fin absoluto de la corrupción, pero será un paso importantísimo para lograr el país que todos queremos.

A la Consulta Anticorrupción, ¡siete vece sí!

*Las opiniones expresadas en este texto son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan para nada la posición editorial de Pulzo.