En la grabación, difundida por Noticias Caracol, se ve como el sujeto tiene el carro parado al frente de la ambulancia, se baja y comienza a insultar a los paramédicos. 

“Iba para el hospital San Carlos con un paciente inestable. El señor aceleró el carro; me cerró en la Avenida Primera de Mayo con carrera 29. Se bajó y me dijo que por qué había pasado por el lado del carro de él, tan cerca. Le dije: ¿lo estrellé?; él dijo: no, no me estrelló”, relató uno de los trabajadores de la salud increpados, en diálogo con ese informativo.

En ese momento, el paramédico le replicó al hombre y le dijo que llevaba un paciente grave con COVID-19, a lo que el individuo respondió con insultos y la amenaza, apuntó el noticiero. 

Él dijo que no le importaba nada, que no tenía miedo; me insultó, le pegó a la ambulancia y sacó un arma de fuego para intimidarme”, agregó el paramédico, en ese medio. 

El intolerante, se subió a su carro, mostró la pistola 2 veces y siguió su camino por esa vía del sur de Bogotá. 

Lamentablemente, este no es el único caso de intolerancia contra los trabajadores médicos, durante la pandemia de coronavirus. 

Uno de los episodios más mediáticos fue el del médico José Buelvas, en Soledad, Atlántico. El doctor recibió una corona fúnebre en su casa y en inicio se sospechaba que era una amenaza de la familia de un paciente que murió de COVID-19. 

Sin embargo, después se esclareció que la amenaza fue hecha por un médico, cónyuge de un compañero de trabajo de Buelvas, quien fue acusado formalmente ante las autoridades, pero que no irá a la cárcel.