La versión de inocencia de los detenidos es respaldada por un comunicado dirigido al juez de garantías, firmado por 16 familias venezolanas que habitan la vivienda de la localidad de La Candelaria, en el que aseguran que la mujer y los niños que estaban presuntamente secuestrados se encontraban allí por voluntad propia, luego de que la madre tuviera problemas maritales con su esposo, señala el portal Infobae, que hizo una reportería con fuentes allegadas a los involucrados en Caracas, Venezuela.

Los vecinos de esa vivienda del barrio Belén, señala el medio, “hicieron un llamado a la cancillería venezolana y a las instituciones colombianas ante lo grave de la simulación de un hecho punible”, en otras palabras, que el operativo de la Policía Metropolitana de Bogotá fue un montaje.

El comunicado señala que la mujer con los dos niños no es colombiana –como lo reportó la policía– sino venezolana, que tenía un puesto de dulces y que se le veía entrar y salir libremente del lugar, por lo que niegan que haya habido secuestro, como dice la policía, luego de que un vecino, también venezolano, denunciara el hecho como tal.

La del vecino, que vive en la misma vivienda, es toda una historia en sí misma, según el portal, pues es un hombre que les robó elementos de valor a algunos de sus vecinos; luego hubo una riña por ese motivo (en agosto pasado) y finalmente, cuando el hombre aceptó haber robado y vendido los elementos –un computador portátil, un secador de pelo, un parlante, ropa de niño y zapatos–, prometió pagarles a los afectados.

No obstante, el hombre no pagó y en cambio sí denunció un falso secuestro ante las autoridades, dice el comunicado reseñado por Infobae.

Hay que recordar que en el operativo de arresto de 5 hombres y una mujer, todos venezolanos, la policía dijo que estas personas tenías por lo menos 30 denuncias por extorsión y secuestro.

En su momento, El Heraldo de Barranquilla informó que presuntamente cobraban entre 100.000 pesos y 3 millones de pesos por las extorsiones en las que no les importaba si sus víctimas eran mujeres, adultos mayores o niños.

El diario atlanticense también dio detalles acerca de que esta banda había llegado hacía poco a Bogotá y que comenzó con un perfil más bajo, pero escalaron la operación hasta el secuestro y la extorsión, y se llegó a decir que cuando la policía llegó a la vivienda donde estaba la presunta familia secuestrada, la encontró amarrada. Lo cierto es que el caso es materia de investigación.

Este es un trino del medio Extra Venezuela que destaca el momento de la judicialización de los 6 venezolanos señalados de secuestro y extorsión, en Bogotá: