En un comunicado, la cámara baja del Congreso informó que los dos nuevos pacientes son de una funcionaria y un integrante del personal que atiende los protocolos de bioseguridad.

El texto aclara que las dos personas son asintómaticas y están aisladas en su casa recibiendo tratamiento.

La confirmación se dio al recibir los resultados de las pruebas que se practicaron el pasado viernes 29 de mayo en las instalaciones del Congreso. Ese día se recogieron 44 muestras y aún falta conocer el resultado de 6 de ellas. Las demás salieron negativas.

El primer caso en el Congreso fue precisamente el representante Correa, que informó su diagnóstico a sus compañeros el pasado martes.

Por la situación, el salón de la Cámara se cerró y se cancelaron las sesiones semipresenciales que se habían aprobado después entre acusaciones de censura en las virtuales, a las que todos los representantes debieron volver.